El 6 de febrero de 1958, un avión fletado que llevaba 44 pasajeros se estrelló después de reabastecerse de combustible en el aeropuerto de Munich.

En el accidente perdieron la vida 23 personas, entre ellas ocho jugadores del Manchester United y tres funcionarios del equipo.

Confiamos que estas páginas sean un sentido tributo al joven equipo del United que muchos creen que hubiera llegado a dominar el fútbol europeo - los Busby Babes.

Nunca los olvidaremos.

AON