NOTICIAS Y BLOGS DE LOS AFICIONADOS

Una final más

México y Estados Unidos se enfrentarán por tercera vez consecutiva en la Copa Oro.

Javier Hernández suma siete goles en el torneo y es el líder del certamen. Además, ya es el segundo máximo goleador mexicano de la historia en este torneo.

Cinco jugadores de la selección mexicana pertenecen a clubes ingleses, incluyendo a Chicharito de los Diablos Rojos.

Si quieres compartir tu opinión acerca del Chicharito, puedes dejar tu comentario en la sección de FANZONE o bien enviar un correo a la dirección redaccion@zonafut.com y será publicado en una posterior edición. 

23/06/2011, Reportaje de Adrián Ojeda

Una final más

La final que todo el mundo espera en el área de CONCACAF es entre México y Estados Unidos. Y así será este fin de semana en Los Ángeles. Ahí estará Javier Hernández tratando de sumar un éxito más en este 2011 de ensueño.

Los favoritos hicieron valer su prestigio y avanzaron a la final de la Copa Oro. México lo ha hecho con varios jugadores de la Liga Premier: Salcido del Fulham, Barrera del West Ham pero sobretodo Chicharito Hernández, que suma siete goles en esta competición y parece que ya nadie lo quitará del primer sitio en la tabla de romperredes.

Los estadounidenses también presentarán varios jugadores conocidos de la afición inglesa. Tim Howard, Clint Dempsey y Landon Donovan encabezan el equipo que intentará obtener el campeonato regional y curiosamente, ellos tres han jugado en la Premier. De hecho, Howard aún lo hace en Everton y Dempsey es compañero de Salcido en el Fulham.

Javier Hernández es el actual líder de goleo en este torneo y buscará su segundo título en menos de dos meses. Regresando la mirada un poco atrás, recordemos que Chico gritó el decimonoveno campeonato de los Diablos Rojos a mediados de mayo. Después disputó la final de la Liga de Campeones ante Barcelona y ahora quiere su primer trofeo con El Tri y su segundo de la temporada de manera individual.

Un detalle de Chicharito fue la forma en que celebró el segundo gol en el tiempo extra de  la semifinal ante Honduras. Hernández había sido amedrentado previo al partido y durante el mismo, y entonces al marcar el segundo demostró que esas provocaciones no le causaron el menor temor y que para desestabilizarlo hace falta mucho más que una guerra sucia, incluso en ocasiones provocada por los propios jugadores rivales.

La gran final será importantísima no solamente porque está en disputa el título de la CONCACAF, sino sobre todo porque el ganar este torneo le da automáticamente un boleto al campeón para la Copa Confederaciones en Brasil 2013, un botín demasiado apetitoso por donde quiera que se le vea.

Además: Javier sella el pase de México a la final


PATROCINADORES OFICIALES

AON