REPORTAJES

11/06/2010, Reportaje de Steve Morgan
Página 1 de 4 Siguiente 

Del Luto al Éxito

Mientras Matt Busby yacía inmóvil en un hospital en Munich, su fiel asistente Jimmy Murphy - quien estuvo ausente del viaje a Belgrado debido a sus funciones como gerente del equipo de Gales - tuvo que recoger los pedazos. Busby le había dicho: "Mantén la bandera ondeando, Jimmy."

Como recuerda el guardameta Harry Gregg en su autobiografía, los jugadores que estaban sanos y salvos necesitaban volver a jugar. Harry escribió: “Eso (jugar al fútbol) evitó que me volviera loco. No perdía ni un instante en ir a los entrenamientos. Esos breves momentos en los que corría, me lanzaba, pateaba balones, discutía y combatía fueron mi válvula de escape”.

El presidente del United, Harold Hardman, estaba totalmente de acuerdo. Apenas 13 días después del accidente, el pospuesto partido decisorio de la quinta ronda de la Copa de la FA contra el Sheffield Wednesday tuvo lugar frente a una multitud de 59.848 aficionados llenos de emoción, y miles más que no pudieron entrar. Debajo de la primera plana ‘ El United sigue adelante’, el mensaje de Hardman en la primera página del United Review (el programa del encuentro) era sencillo pero muy eficaz.

“Aunque llevamos luto por nuestros muertos y nos entristecen nuestros heridos, creemos que nuestros grandes días no terminaron… El Manchester United surgirá de nuevo”.

La lista de jugadores impresa en el United Review estaba desgarradoramente en blanco. Pero Jimmy Murphy había cumplido las instrucciones de su jefe, y pudo reunir de alguna manera un equipo para enfrentar al Sheffield Wednesday. Lo supervivientes del accidente, Gregg y Bill Foulkes, estaban en la alineación junto con las nuevas adquisiciones Ernie Taylor del Blackpool y Stan Crowther del Aston

Página 1 de 4 Siguiente 

PATROCINADORES OFICIALES

AONFundación Manchester United