REPORTAJES

26/11/2011, Reportaje de Demian Bichir
Página 1 de 2 Siguiente 

Chicha, un imán para los balones

Queridas amigas y amigos. ¿Para qué sirve el fútbol? Recuerdo mi conversación con un taxista en Londres, en la que me decía que la mayoría de los trabajadores en Inglaterra, jalan muy duro toda la semana para ir al estadio el sábado o el domingo y así regalarse durante dos horas una vida llena de emociones.

En mi trabajo como actor es muy complicado a veces pescar los partidos que me emocionan y no se diga ya de asistir al estadio. Pero los aficionados empedernidos como yo, siempre encontramos la forma. Y en ese afán he hecho locuras como viajar distancias absurdamente largas e incluso cruzar océanos en busca de esas emociones a las que se refería el taxista y que todos ustedes, queridos lectores, comparten también.

Después de andar de la seca a la meca, pude por fin pescar a gusto un juego más de los Diablos Rojos de la ciudad de Manchester. ¡Vaya partido! Emocionante hasta el último minuto en donde por dos centímetros fuera de lugar le anulan el gol a Javier Hernández. Un gol que tenía el sello de otros tres puntos cortesía del Chicharito.

Sin embargo el Newcastle salió bien y de buenas a la cancha. Y yo diría que de súper buenas contando con la ayuda del juez de línea cuando inventó un penalty a su favor. En México nos quejamos amargamente de los árbitros pero la verdad es que tenemos muy buen nivel en ese departamento si lo comparamos con el resto de Latinoamérica y no se diga con Estados Unidos en donde son fatales. Es un alivio darse cuenta de que, como decimos en México, “en todos lados se cuecen habas”. Gracias a ese error arbitral, el Manchester United se tuvo que conformar con sacar un punto de El Teatro de los Sueños.

Página 1 de 2 Siguiente 

PATROCINADORES OFICIALES

AONFundación Manchester United