REPORTAJES

14/10/2013, Reportaje de T. Oscroft
Página 1 de 2 Siguiente 

#5 – El honor de Harry

El mundo se volvió loco con Harry, quien ocupa el no. 5 de nuestra cuenta regresiva…

Jugador: Harry Gregg
Partido: Irlanda del Norte en la Copa Mundial de 1958, Suecia

Cuando los reporteros votaron por Harry Gregg como el mejor guardameta del Mundial de 1958 disputado en Suecia, le pusieron punto final a unos traumáticos meses que incluyeron momentos que el jugador de veinticinco años nunca hubiera imaginado.

Harry se integró al equipo de los Rojos en diciembre de 1957, cuando Matt Busby le pagó 25 000 libras al Doncaster Rover para hacerse con sus servicios, en aquel entonces una cifra récord para un portero.

Sólo dos meses después, Gregg tuvo la fortuna de escaparse del desastre aéreo de Múnich con únicamente una fractura de nariz, pero fue uno de los muchos héroes de esa terrible noche que volvieron al lugar del accidente para rescatar a algunos de sus compañeros de equipo heridos, a un bebé y una mujer embarazada.

En mayo, participó en uno de los momentos más infames de la historia de la final de la FA Cup, cuando Nat Lofthouse del Bolton metió un segundo y polémico gol, empujando a Harry junto con la pelota hasta el fondo de la red.

Irlanda del Norte, con Harry tan imponente y firme como siempre frente al arco, superó las expectativas en Suecia: terminó en el segundo lugar de su grupo, a pesar de perder ante Argentina en la segunda jornada. Después de empatar 2-2 con los campeones del mundo de Alemania

Página 1 de 2 Siguiente 

PATROCINADORES OFICIALES

AONFundación Manchester United