NOTICIAS DEL FÚTBOL

22/08/2010, Reportaje de Adam Bostock

El jefe desconsolado por penal fallido.

Sir Alex Ferguson se quitó el sombrero ante el Fulham después del sensacional partido en el Craven Cottage y lamentó el instante cuando su equipo no pudo asegurar una victoria por la que se luchó arduamente.

Por dos temporadas consecutivas, los Rojos fallaron un tiro de penal importante en el primer partido como visitantes. El año pasado en el Burnley, el United perdió 1-0 después del error de Michael Carrick; en esta ocasión, fue el error de Nani que impidió aumentar el marcador a 3-1 y ver el lado enérgico de Mark Hughes. Con el impresionante y desesperado cabezazo de Brede Hangeland se igualó el marcador 2-2.

"Deberíamos ir a casa con tres puntos", aceptó Sir Alex. "Cuando se te presenta la oportunidad para asegurar el partido con un penal y con sólo unos cuantos minutos de juego, piensas que vas a llegar a casa sano y salvo.

"Por ese lado me siento decepcionado, pero tendría que ver el penal de nuevo [para poder juzgarlo]. Me pareció que el portero reaccionó con rapidez, se lanzó a un costado muy rápidamente y debe dársele crédito por eso. Sin embargo, siempre he pensado que la altura de un tiro de penal es fundamental y posiblemente fue una mala altura".

El jefe sintió que, de cualquier manera, el resultado final fue justo, basándose en lo reñido que estuvo el partido.

"Fulham se merecía un punto. Jugaron muy bien en la segunda mitad. La primera mitad nos perteneció, el portero tuvo cuatro muy buenas salvadas.

"Entonces el Fulham mejoró su juego y jugó mejor que nosotros en la segunda parte. Hay que reconocérselo".


PATROCINADORES OFICIALES

AONFundación Manchester United