NOTICIAS Y REPORTAJES

SAF2-shadow

Nunca pienses en el pasado

"Para un hombre que siempre ha mirado hacia el futuro, aun la más fugaz mirada hacia el pasado representa un ejercicio que lo hace vacilar".

Steve Bartram, ManUtd.com

03/11/2011, Reportaje de Steve Bartram
Página 1 de 2 Siguiente 

Blog: Con la mira puesta en el futuro

“Hoy es el día, mañana es el gran día,” es una de las máximas favoritas de Sir Alex Ferguson. En un momento cuando su agenda está saturada con celebraciones, mensajes de felicitación e incesantes entrevistas, ese axioma adquiere una resonancia especial.

Especialmente, porque no quiere saber nada de esto. No desea este cúmulo de homenajes llenos de celebridades, ni escuchar el ingenuo cuento de la manera en que él hizo surgir al Manchester United de sus propias sombras o el interminable debate acerca de cuál de todos los equipos que dirigió ha sido el más grande. Es una práctica común en el Old Trafford premiar con un reloj grabado a los empleados que cumplen veinticinco años de servicio. Eso le vendría bien a Sir Alex. Para un hombre que siempre ha mirado hacia el futuro, aun la más fugaz mirada hacia el pasado representa un ejercicio que lo hace vacilar.

Por consiguiente, nos encontramos inmersos en una celebración en su honor, pero casi en contra de su voluntad. Hay que hacer notar que Sir Alex no le ha concedido una entrevista exclusiva a ningún medio. Todos ellos ─internos y externos, nacionales e internacionales─, que desean escuchar la historia narrada por él mismo, de cómo ha sido lidiar con uno de los trabajos más estresantes del futbol durante un cuarto de siglo, han sido desairados hasta ahora.

Lo que es muy justo. Será difícil que el déficit de puntos que existe entre el United y el líder de la liga disminuya, si no se dedican a trabajar muy duro. Mientras tanto, a sus espaldas, todos celebramos el trabajo de restauración más importante desde que Miguel Ángel retocó la Capilla Sixtina.

El club que Alex Ferguson encontró en 1986, fue un Manchester United que transitaba por una crisis de identidad; estaba muy lejos del prestigio y encanto que lo caracterizaba y que lo sedujo al principio y lo empujó a buscar un puesto en él. Sumido en dos décadas de dolor y frustración acumulada, debido a la falta de la obtención de títulos de liga, el esporádico alivio que brindaban algunas victorias en partidos de la Copa FA, representaba la disolución de los estándares establecidos por Sir Matt Busby.

Wilf McGuinness, Frank O’Farrell, Tommy Docherty, Dave Sexton y Ron Atkinson hicieron todo lo que estuvo en sus manos para construir sobre los cimientos de Busby, pero nunca lo lograron. Cuando despidieron al último de ellos en noviembre de 1986, los sistemas de escauteo y juveniles del United habían caído en el abandono, mientras que el programa de los jugadores del primer equipo se veía obstaculizado por una cultura de bebedores sociales y la

Página 1 de 2 Siguiente 

PATROCINADORES OFICIALES

AONFundación Manchester United